Contáctenos

Teléfono en USA +1 281-985-8389

CONTÁCTENOS

Cliente Yealands Winery

Ubicación Blenheim, Nueva Zelanda

Sectores Alimentación y bebidas

El desafío

Suministrar un sistema de refrigeración temporal rentable para la temporada de cosecha

Durante la temporada la vendimia, el equipo de la bodega Yealands, debe recolectar 20.000 toneladas de producto en tres semanas. Para lograr que se conserve, un control preciso de la temperatura es crucial. Si las uvas recolectadas se calientan demasiado, comenzarán a fermentarse antes, lo que arruinaría el sabor del vino. Pero ya que esto es solo un problema que se presenta durante una corta temporada, una vez por año, invertir en un sistema de refrigeración permanente no era una decisión rentable. Nos pidieron que diseñáramos una alternativa, un sistema temporal de gran capacidad que mantuviera las uvas en perfectas condiciones durante la cosecha, el cual pudiéramos desmontar y retirar luego, ahorrando en costos para el resto del año. 

Ficha técnica del proyecto

1.000 ha

Tamaño de la bodega

20.000 toneladas

Volumen de uvas para cosechar

3 semanas

Duración de la temporada de vendimia

1 millón de dólares neozelandeses

Costo del equipo permanente

La solución

Un sistema de refrigeración neutro en carbono

Instalamos un tanque grande con un chiller de 600 kW, y una bomba de impulsión de glicol de 30 l/s. Un generador de 500 kVA abastecía de energía al chiller, con un depósito de combustible separado, para garantizar que el generador pudiera seguir funcionando durante largos períodos. Esto le brindó a la bodega la capacidad adicional que necesitaba durante la temporada máxima de la cosecha. Cuando la cosecha terminó, retiramos el sistema, hasta que Yealands lo volvió a necesitar de nuevo el año siguiente.

la diferencia de aggreko

Un equipo eficiente y profesional que entiende su negocio.

El impacto

Liberación de un capital de un millón de dólares neozelandeses 

Gracias al nuevo sistema, la bodega puede cubrir la demanda máxima de la cosecha, sin necesidad de invertir en equipos que no usará durante el resto del año. Un sistema de refrigeración permanente costaría alrededor de 1 millón de dólares neozelandeses, un capital que ahora Yealands puede invertir en el crecimiento de su negocio. Hoy, Yealands Winery también es neutra en carbono y estamos orgullosos de haber sido parte de ese gran logro. 

"Tiene mucho sentido utilizar equipos de alquiler durante el período de la vendimia. Si no hubiese contado con esa opción, hubiese tenido que invertir un millón de dólares neozelandeses en equipo, en vez de poder usarlo para hacer crecer nuestro negocio."

Peter Yealands Propietario y Fundador ,
Yealands Winery

Oficina más cercana

Le ayudaremos a encontrar la solución perfecta para usted