Contáctenos

Número en USA 01 8000 947 777

CONTÁCTENOS

Cliente BASF

Ubicación Amberes, Bélgica

Sectores Plantas petroquímicas y refinerías

El desafío

Una solución rápida para un costoso problema de enfriamiento 

BASF es la compañía química líder en el mundo. En Bélgica, cuenta con siete centros de producción de químicos, el más grande se encuentra en Amberes. Aquí, en la planta de amoníaco de la empresa, se generan alrededor de 10 € en ingresos por segundo, derivados de la producción de fertilizantes. Un cierre daría paso a grandes pérdidas de dinero. 

Sin embargo, BASF se enfrentaba a esta realidad, o en todo caso, pensaba que era inevitable. El gerente de mantenimiento del sitio, se puso en contacto con Aggreko, y nos preguntó si contábamos con alguna solución que pudiera proporcionarles 7.5 MW de capacidad de enfriamiento a 18 °C bajo cero, en un plazo de tiempo muy corto. Tanto ellos como nosotros sabíamos que esta era una tarea casi imposible. La verdadera pregunta era: ¿Existe alguna otra forma de solucionar el problema?

Ficha técnica del proyecto

€10

Ingresos de la planta por segundo

11 x 1.250 kVA

Generadores usados

45-50 Hz

Frecuencia de vibración reducida

La solución

Abordar el problema desde su causa: la vibración

Investigamos un poco más a fondo, y descubrimos que la causa central del problema no era el enfriamiento. Por el contrario, dos compresores que funcionaban a 60 Hz vibraban de forma exagerada. 

Diseñamos un sistema de alimentación que funcionaba entre 45 y 50 Hz, lo cual reducía significativamente las vibraciones y permitía reiniciar la instalación de manera segura. En principio suministramos generadores de 11 x 1.250 kVA para arrancar el compresor, y luego redujimos el número a cuatro generadores que funcionaban las 24 horas, y siete en modo de espera, en caso de que fuera necesario otro reinicio.

la diferencia de aggreko

Resolvemos el problema que ni siquiera usted sabía que tenía.

El impacto

El cierre y la pérdida de rentabilidad fueron evitados

Sin nuestro paquete de energía, la planta de amoníaco de BASF habría tenido que experimentar un cese de actividades de hasta seis semanas. A 10 € por segundo, las pérdidas en los ingresos se habrían multiplicado rápidamente. 

En lugar de eso, Aggreko ayudó a BASF a reiniciar la instalación mediante el diseño de un sistema de energía que solucionó la causa principal del problema. Con nuestro suministro de energía temporal en funcionamiento, BASF podía mantener su producción en marcha hasta que se entregaran los nuevos compresores. 

"El sistema de energía de Aggreko generó un enorme ahorro de costos para BASF. Esto demuestra que nunca se debe dejar de buscar la respuesta correcta."

Oficina más cercana

Le ayudaremos a encontrar la solución perfecta para usted