Cliente Piscifactoría de salmón

Ubicación Tullich (Escocia)

El reto

Aumento de la temperatura en una piscifactoría

A las huevas de salmón no les gusta el frío. Cuando cae la temperatura, tardan en crecer y salir de las huevas, lo que supone un problema en una piscifactoría con unos objetivos de producción muy estrictos. En Tullich, Inverness, una piscifactoría de salmones que recurre a un río cercano para obtener el agua de sus depósitos se estaba viendo afectada por un invierno más frío de lo habitual. Al entrar agua de río con una temperatura más baja, el desove y la eclosión de las huevas se habían ralentizado demasiado. 

Ficha de datos del proyecto

14 °C

Temperatura ideal para el criadero

1 370€ (1 200£)

Ahorro semanal en costes de combustible

1,5 MW

Sistema de calderas diésel

125 kVA

Suministro de energía del generador

La solución

Intercambiadores de calor antes y después de los depósitos 

Al pasar el agua de río a través de intercambiadores de calor de tubos y placa antes de que entrase en los depósitos, nuestro sistema conseguía aumentar la temperatura del agua en muy poco tiempo hasta unas condiciones de incubación ideales de 14 °C. 

Al utilizar un intercambiador de calor adicional para recuperar el exceso de calor del agua que salía de los depósitos, nuestro sistema resultaba notablemente eficiente en términos energéticos. Eso significaba que únicamente necesitábamos tres calderas de 250 kW en funcionamiento, en lugar de cuatro. Manteníamos dos calderas en modo de espera por si las condiciones empeoraban o fallaba una de las calderas que teníamos en funcionamiento. Para alimentar el sistema contábamos con un generador diésel de 125 kVA.

Aggreko marca la diferencia

Conocemos el sector de la acuicultura y podemos acceder a sus remotas instalaciones.

Marcamos la diferencia

El resultado

Objetivos de producción alcanzados con un ahorro de más de 1 370 euros (1 200 libras) a la semana 

Al aplicar conocimientos adicionales para solucionar el problema del criadero, contribuimos a que la piscifactoría pudiera ahorrar más de 1 370 euros (1 200 libras) semanales en costes de combustible. Una caldera menos significó 3 000 litros menos de diésel a la semana, por lo que la eficiencia energética del sistema contribuyó también a un menor impacto ambiental. 

Y lo más importante, nuestra calefacción mantuvo la temperatura del agua estable durante todo el frío invierno, lo que contribuyó a que el criadero alcanzara sus objetivos de producción. 

«Llevamos años trabajando con este cliente, por lo que confían en que les proporcionemos soluciones que les ahorren dinero».

Díganos qué necesita

Le ayudaremos a encontrar lo más adecuado para usted