Cliente Bodega Yealands

Ubicación Blenheim (Nueva Zelanda)

El reto

Suministrar un sistema de refrigeración provisional eficiente y rentable para la cosecha

Durante la temporada de vendimia, el equipo de la bodega Yealands debe recolectar 20 000 toneladas de producto en tres semanas. Para ello, es crucial un control preciso de la temperatura. Si las uvas recolectadas se calientan demasiado, empiezan a fermentar demasiado pronto, lo que arruina el sabor del vino. Sin embargo, ya que este es un problema que solo se presenta durante un breve período de tiempo cada año, invertir en un sistema de refrigeración permanente no resultaba eficiente en cuanto a costes.  Nos pidieron que diseñáramos una alternativa: un sistema provisional de gran capacidad que mantuviera el producto en perfectas condiciones durante la cosecha para luego desmantelarlo y retirarlo, ahorrando en costes para el resto del año. 

Ficha de datos del proyecto

1 000 ha

Tamaño de la bodega

20 000 toneladas

Volumen de uvas a cosechar

3 semanas

Duración de la temporada de vendimia

1 millón de dólares neozelandeses

Coste del equipo permanente

La solución

Un sistema de refrigeración neutro en carbono

Instalamos un gran depósito con un sistema de refrigeración de 600 kW y una bomba de impulsión de glicol de 30 l/s. Un generador de 500 kVA suministraba energía al sistema de refrigeración, con un depósito de combustible separado para garantizar que el generador pudiera seguir en funcionamiento durante largos períodos. Esto aportó a la bodega la capacidad extra que necesitaba durante la campaña. Una vez terminada la cosecha, nos llevamos el sistema... hasta que Yealands lo necesitó de nuevo al año siguiente.

Aggreko marca la diferencia

Un equipo eficiente y profesional que comprende su negocio.

Marcamos la diferencia

El resultado

Liberación de un capital de un millón de dólares neozelandeses 

Gracias al nuevo sistema, la bodega puede cubrir el pico de demanda sin necesidad de invertir en equipos que no utiliza durante el resto del año. Un sistema de refrigeración permanente costaría aproximadamente 1 millón de dólares neozelandeses, un capital que ahora Yealands puede destinar al crecimiento de su negocio. La bodega Yealands también es neutra en carbono y para nosotros es un orgullo haber contribuido a este logro.  

«Tiene mucho sentido usar equipos de alquiler durante la vendimia. Si no pudiera hacerlo, tendría un millón de dólares neozelandeses invertidos en equipos, en lugar de usarlos para hacer crecer nuestro negocio».

Peter Yealands Propietario y fundador ,
Bodega Yealands

Díganos qué necesita

Le ayudaremos a encontrar lo más adecuado para usted