Cliente Refinería

Ubicación EE. UU.

sectores Plantas petroquímicas y refinerías

El reto

Condiciones sin riesgo para quitar pintura con base de plomo

El mantenimiento mayor de una refinería no es una tarea que se pueda afrontar así como así. Los retrasos imprevistos y los riesgos para la seguridad cuestan tiempo, dinero y, a veces, vidas. Nuestro cliente esperaba llevar a cabo el mantenimiento sin ningún tipo de problemas y sin incidencias medioambientales o de seguridad. Esto suponía que, antes de que pudieran siquiera empezar, necesitaban que se hiciera un trabajo poco agradable y potencialmente peligroso. Querían quitar la pintura con base de plomo que había en uno de sus tanques más grandes para poder completar un proyecto de soldadura. 

Otros habían intentado antes resolver este problema, pero con más bien poco éxito. La refinería nos preguntó si seríamos capaces de hacer un mejor trabajo y de hacerlo durante el horario de trabajo normal.

Ficha de datos del proyecto

65,5 (150) °C (°F)

Temperatura de la superficie del tanque

29 °C-32 °C (90 °F-85 °F)

Temperatura de trabajo mantenida

0

Incidencias de seguridad y medioambientales

La solución

Sellar el contenedor en una tienda refrigerada gigante

Mantuvimos una estrecha colaboración con el equipo de mantenimiento de la refinería para coordinar el proyecto  y que la fecha de inicio del reacondicionamiento no se produjera fuera de plazo. Sellamos rápidamente el contenedor dentro de una tienda de gran tamaño y a continuación condujimos 70 toneladas de refrigeración con la energía necesaria. Una unidad de aire acondicionado industrial suministró aire refrigerado por los conductos, que se engancharon a tuberías perforadas dentro de la tienda a fin de distribuir el aire de forma eficiente. El sistema se equilibró con aire alimentado a través de filtros de aire en partículas de alta eficiencia (HEPA). Esto permitió que la tienda se mantuviera sellada pero con una ligera presión positiva para optimizar las condiciones de trabajo.

Aggreko marca la diferencia

Tenemos la experiencia y el equipamiento necesarios para afrontar problemas complejos.

Marcamos la diferencia

El resultado

Dentro de plazo y sin incidencias

El sistema mantuvo un rango de temperatura de 29 °C a 32 °C (85 a 90 °F), típica de las condiciones de trabajo en la refinería. Nuestra refrigeración permitió quitar la pintura y que el proyecto de soldadura siguiera adelante sin una sola incidencia medioambiental o de seguridad. Según nuestras estimaciones, el cliente ahorró entre ocho y diez veces el coste de la unidad de alquiler al quitar la pintura durante las horas de trabajo normales. También les permitió cumplir sus plazos para el reacondicionamiento.

«Nuestro cliente quedó tan impresionado que a partir de entonces recurrió a nosotros una y otra vez.»

Díganos qué necesita

Le ayudaremos a encontrar lo más adecuado para usted