Cliente Refinería en el Medio Oeste

Ubicación EE. UU.

El reto

Los hidrocarburos pesados pasan una enorme factura en forma de daños 

Es increíble todos los daños que pueden provocar unos pocos hidrocarburos pesados. Después de haber desperdiciado ya 50 millones de dólares, una refinería del Medio Oeste estaba desesperada por resolver un problema en su circuito de reciclaje de gas que les estaba dando muchos quebraderos de cabeza. 

La cuestión era peliaguda: la temperatura en el separador de baja presión no era exactamente la adecuada y no estaba separando los hidrocarburos y el gas hidrógeno del gas hidrógeno de nafta mejorado. La temperatura más alta impedía que se condensaran los hidrocarburos más pesados lo que, a su vez, provocaba quebraderos de cabeza en las siguientes partes del sistema. La refinería se había visto afectada por una significativa interrupción de la actividad y la pérdida de ingresos era enorme.

Ficha de datos del proyecto

50 Millones de $

Pérdidas ya sufridas

90%

Reducción en la temperatura de entrada

13%

Rendimiento comprometido por encima del objetivo

La solución

El glicol enfría los hidrocarburos en el momento y lugar adecuados

La refinería tenía que condensar los hidrocarburos más pesados en el separador y no en las tuberías corriente abajo.

Nos pusimos manos a la obra y diseñamos un sistema para que la refinería retomara su actividad a pleno rendimiento. Utilizamos el intercambiador existente pero, en lugar de usar agua de refrigeración de la planta, empleamos nuestra propia solución de glicol recirculante desde un sistema de refrigeración por aire. Haría fácilmente frente a los cambios estacionales de temperatura ambiente, algo que había causado estragos en el pasado debido a la condensación.

Aggreko marca la diferencia

Aceptamos el desafío de resolver complejos problemas de refrigeración en espacios únicos.

Marcamos la diferencia

El resultado

Grandes mejoras en la refrigeración, no más pérdidas económicas 

El gas que entraba en el separador se refrigeraba de unos 121 °C (250 °F) hasta los 4,4 °C (40 °F), a 4,3 millones de unidades térmicas británicas a la hora. Nuestro rendimiento máximo de 4,87 millones de unidades térmicas británicas a la hora estuvo un 13% por encima del rendimiento usado para el proyecto. Los hidrocarburos podían condensarse y capturarse antes de que se desplazaran corriente abajo y desestabilizaran otros sistemas. 

En general, esto supuso que la refinería dejó de dañar su circuito de reciclaje de gas y, en consecuencia, evitó las abultadas facturas de mantenimiento. Nuestra refrigeración también contribuyó a mejorar el rendimiento del separador de baja presión, que pudo desempeñar mejor su tarea de purificar el gas hidrógeno de nafta mejorado.

«Hacen falta un muchos conocimientos para diseñar sistemas óptimos para los distintos gases que se mueven por una refinería. En Aggreko tenemos estos conocimientos a raudales».

Díganos qué necesita

Le ayudaremos a encontrar lo más adecuado para usted