Cliente GlaxoSmithKline

Ubicación Rixensart (Bélgica)

sectores Productos farmacéuticos

El reto

Cumplir las especificaciones exactas para un sistema de refrigeración provisional 

En GlaxoSmithKline (GSK), líder mundial en la fabricación de productos farmacéuticos, vacunas y artículos de consumo del ámbito de la salud, se disponían a sustituir su sistema de refrigeración en el centro de producción de vacunas de Rixensart y necesitaban una refrigeración provisional. Sin embargo, dado que la producción de vacunas es un proceso extremadamente preciso, el sistema debía estar controlado y ser muy exacto.

Necesitaban una energía que se pudiera controlar dentro de un rango de 50 kW a partir de cero, bombas controladas por frecuencia con medición de presión y de datos y un sistema de alarma conectado que alertara en caso de que cualquiera de los entornos de las vacunas se saliera de sus estrictos parámetros. Además, necesitaban que todo el sistema bajara a un nivel de 45 decibelios por la noche, puesto que se encuentran justo al lado de una zona natural.

Ficha de datos del proyecto

45 dB

Nivel máximo de ruido permitido por la noche

50 kW

Rango de energía

La solución

Un paquete de temperatura en cascada que se pudiera controlar dentro de un rango muy estricto

Utilizamos cuatro sistemas de refrigeración WCHP 250 y dos sistemas de refrigeración WCC 800 con una configuración en cascada, junto a cinco generadores de 350 kVA.

También dispusimos a un controlador experto in situ para que controlara el sistema y se asegurara de que la energía cumplía las especificaciones requeridas. Esta combinación en particular de sistemas de refrigeración y generadores  se eligió porque era la forma más eficiente de suministrar la energía necesaria pero ofreciendo al mismo tiempo el control preciso que necesitaban en GSK.

El sistema estaba vinculado a un sistema de alarma para alertar al cliente en caso de que los cultivos de las vacunas se salieran de sus estrictos parámetros.

Aggreko marca la diferencia

Solucionamos cualquier problema con una mentalidad innovadora.

Marcamos la diferencia

El resultado

Se cumplieron todas las especificaciones y se ahorraron costes 

Cumplimos con todos los parámetros, pero también redujimos los costes energéticos de la planta, ya que esta configuración en particular y el diseño de los sistemas de refrigeración implicaban un menor uso de electricidad.

Nuestra eficiencia a la hora de cumplir los requisitos tan específicos  del cliente, unida al sistema de alarma, dio a GSK la tranquilidad de que sus vacunas estarían seguras mientras hacían el cambio al nuevo sistema de refrigeración permanente. El nivel de ruido también se mantuvo constantemente por debajo del máximo estipulado de 45 decibelios.

«Nos seleccionaron por nuestra capacidad para cumplir todos los parámetros requeridos, con especial atención al coste total del alquiler más el coste de la energía.»

Díganos qué necesita

Le ayudaremos a encontrar lo más adecuado para usted