Cliente Central nuclear

Ubicación Michigan (EE. UU.)

sectores Suministros

El reto

Refrigerar un edificio de turbinas durante una ola de calor

Con unas temperaturas llegando a máximos históricos en el exterior y la desconexión de los sistemas de aire acondicionado en el interior, la situación en el edificio de turbinas de una central nuclear de Michigan era literalmente terrible. Hacía demasiado calor para trabajar. Sin embargo, los trabajadores tenían que llevar a cabo las modificaciones previstas o de lo contrario sería imposible volver a conectar el aire acondicionado. Era el clásico círculo vicioso.  

Para bajar las temperaturas en el interior hasta un nivel satisfactorio para los directores de seguridad laboral, el equipo de proyecto se puso en contacto con nuestros especialistas en refrigeración. 

Ficha de datos del proyecto

34 días

Duración del proyecto

> 800 metros

Conductos y mangueras

18 metros

Cambio de elevación en la turbina

La solución

Una solución flexible para un edificio de grandes dimensiones

Refrigerar una instalación de turbinas en una central nuclear no es tarea sencilla. En Michigan, el espacio era muy limitado dentro del edificio de tres pisos. Teníamos que hacer frente a unos 18 metros de cambio en la elevación y 91 metros de movimiento horizontal de agua y aire. 

Para solucionar el problema del espacio, colocamos los sistemas de refrigeración y las bombas en el exterior. Entonces, para desplazar el aire frío alrededor del enorme edificio, utilizamos más de 800 metros de conductos y mangueras, además de unidades de tratamiento de aire y ventiladores auxiliares en cada piso. Era un sistema eficiente que redujo las temperaturas hasta niveles operativos seguros. 

Aggreko marca la diferencia

Diseñamos sistemas de refrigeración provisionales para los lugares más calurosos.

Marcamos la diferencia

El resultado

Las condiciones de refrigeración devuelven el mantenimiento a su curso

Desde el momento en que contestamos a la llamada solo necesitamos 34 días para finalizar el trabajo, para tranquilidad del equipo de proyecto. Refrigeramos todas las zonas dentro del edificio de turbinas donde tenía que trabajar el personal, por lo que les permitimos seguir con sus trabajos de mantenimiento y reparación. La desconexión planificada se desarrolló de forma segura y dentro del plazo previsto. 

«Con unas temperaturas como esas, es sencillamente imposible trabajar en la instalación de turbinas. Al solucionarse el problema, la central nuclear pudo evitar otros costosos períodos de inactividad.»

Díganos qué necesita

Le ayudaremos a encontrar lo más adecuado para usted