Cliente Planta de procesamiento de alimentos

Ubicación EE. UU.

El reto

Probando una nueva alternativa al CO2

El dióxido de carbono (CO2) es un magnífico refrigerante para utilizar en el procesamiento de alimentos. No es  perjudicial para el medioambiente y tampoco es tóxico ni inflamable. Tradicionalmente ha sido barato  y fácil de conseguir, ya que es un producto secundario de las refinerías de gas. Sin embargo, cuando estas cierran, las empresas locales pueden verse obligadas a pagar el doble y por un suministro mucho menos fiable.

Uno de nuestros clientes se encontró exactamente con este problema. Tras dos años de problemas con el suministro y costosos períodos de inactividad, decidieron probar un refrigerante diferente. Esto implicaba rediseñar algunos de sus procesos de forma rápida y a bajo precio mientras mantenían la planta en funcionamiento.

Decidieron probar una solución de glicol de propileno funcionando en paralelo con el proceso ya existente. Nuestro trabajo consistió en diseñar un sistema de prueba provisional que les ayudara a decidir si invertir o no en un nuevo proceso de refrigeración. Nos fijaron tres objetivos: probar un nuevo medio refrigerante sin bajar la productividad, descubrir las mejores formas de ahorrar dinero en el proceso de refrigeración y evitar cualquier tipo de daños en el producto mientras hacíamos las pruebas.

Ficha de datos del proyecto

CO2

El suministro se estaba encareciendo

30 toneladas

Capacidad del sistema de prueba de glicol de propileno

80 %

De CO2 sustituido con éxito

> 600 000 $

Costes ahorrados al año

La solución

Diseñar un sistema de prueba en paralelo 

En este proyecto hacía falta un equipo que conociera muy bien el diseño de procesos. Así que recurrimos a Aggreko Process Services (APS), una división que hemos creado específicamente para este tipo de trabajos. En colaboración con nuestro equipo, diseñaron un sistema de prueba que incluía un refrigerador a baja temperatura de 30 toneladas para evitar que se echara a perder el glicol, junto con intercambiadores de calor para refinerías, un tanque de agua, una bomba y los accesorios necesarios. Durante todo el proyecto, nuestros ingenieros de APS pasaron mucho tiempo en la planta, planificando y configurando los sistemas, además de analizando su rendimiento y ajustándolos cuando era necesario.

aggreko marca la diferencia

Es fácil ver quién ha sido cliente de Aggreko. Todos terminan satisfechos.

Marcamos la diferencia

El resultado

Un cambio sin sobresaltos que permitió ahorrar hasta 800 000 $ al año

La prueba fue todo un éxito y permitió que la planta pasara al proceso con glicol sin ningún problema. Durante un período de dos meses, la planta sustituyó el 80% del CO2 en el proceso de fabricación, lo que le permitió ahorrar entre 600 000 y 800 000 $ al año.

«Aggreko Process Services existe precisamente para este tipo de proyectos. Todo se ve más fácil cuando sabes que tienes a tu lado un equipo de especialistas en los que puedes confiar para que cada detalle salga a la perfección.» 

Díganos qué necesita

Le ayudaremos a encontrar lo más adecuado para usted